miércoles, 11 de abril de 2018

El final del hombre

El final del hombre
Antonio Mercero
Alfaguara



El final del hombre de Antonio Mercero pertenece al género negro del que no existen en la literatura LGTBI española muchas muestras. Primer aliciente para su lectura.


La novela es una típica investigación policiaca, donde el autor sabe administrar la dosificación de la trama para mantener el misterio, pero al poner como  protagonista a  la inspectora transexual Sofía Luna Antonio Mercero pretende  resaltar el contenido social, por ello son constantes en el relato las referencias el rechazo o aceptación de Sofía Luna   por parte de su  familia, amigos  o compañeros del trabajo.


El final del hombre es un relato de fácil lectura con una serie de personajes muy bien diseñados, con un esfuerzo del autor por mostrarnos todo una serie de registros psicológicos frente al cambio de sexo de Carlos Luna y con un objetivo claro de empoderamiento de la mujer. Se podría clasificar como novela feminista. 



La mañana en que el policía Carlos Luna se dispone a dejar para siempre su antigua identidad para presentarse como Sofía Luna, con su flamante nuevo DNI y una peluca rubia, o quizá morena, un asesinato terrible sacude la Brigada de Homicidios: Jon, el hijo de un famoso escritor de novelas históricas, ha sido asesinado. Todas las personas relacionadas con la víctima ocultan algo. Mientras avanza en la investigación, acompañada por su colega y antigua amante, Laura, Sofía deberá lidiar con una sociedad que se resiste a los nuevos tiempos, y luchar por conservar su trabajo y el amor de su hijo adolescente.




martes, 3 de abril de 2018

Historia de la violencia

Historia de la violencia
Édouard Louis
Salamandra



Historia de la violencia es la segunda novela de Édouard Louis, como en la primera realiza un ejercicio mínimo de ficción y para ello parte de sus experiencias personales, en este caso la violación que padeció en 2012.

Novela compleja por la polifonía de voces narrativas: la voz de la hermana que cuenta la historia punteada por la suya en dos registros  que le permiten soslayar el monólogo.

En la novela, Édouard Louis cuestiona categorías como victima y verdugo preguntándose por  las causas del agresor poniendo de manifiesto como las clases dominadas reproducen la violencia que padecen. Louis llega incluso a plantearse que el verdugo  podría haber sido el mismo en el caso de que las circunstancias que le permitieron salir del determinismo de clase a la que pertenecía  no se hubieran producido, éste era el tema de  Para acabar con Eddy Bellegueule.


La publicación de Para  acabar con Eddy Bellegueule proyectó a Édouard Louis como uno de los escritores jóvenes más destacados en el panorama de las letras francesas. La novela, de tintes marcadamente autobiográficos, se convirtió de un día para otro en un auténtico fenómeno de ventas y crítica, que se extendió a países tan dispares como Albania, Dinamarca o Estados Unidos. Dos años después, Louis vuelve con una historia sobrecogedora. La madrugada de un veinticinco de diciembre, cundo regresaba a casa tras cenar con sus amigos más íntimos, Édouard se encontró casualmente con un desconocido y lo invitó a su apartamento. Unas horas más tarde, en un acto de una brutalidad inusitada, el hombre lo violó e intentó estrangularlo.

Basándose en esta experiencia traumática, el autor ha realizado un audaz ejercicio de catarsis literaria no sólo para analizar y comprender los impulsos más viles y ultrajantes de los que es capaz el ser humano, sino también para explotar las múltiples gacetas de la violencia. En un alarde de sinceridad extrema, Édouard Louis franquea la barrera del pudor y consigue algo que está al alcance de muy pocos creadores: hacernos sentir y pensar a la vez. Sin ningún tipo de restricción, su testimonio es profundamente emotivo e inteligente, por lo que merece figurar entre las obras más representativas de nuestro tiempo.




jueves, 22 de marzo de 2018

Malandar

Malandar
Eduardo Mendicutti
Tusquets Editores



Eduardo Mendicutti es el escritor homosexual español con la obra literaria de mayor compromiso por la visualización de la diversidad de las personas LGTB. Malandar es la última publicada y seguramente como la mayoría de las suyas será un éxito, en mi opinión una de las mejores escritas por él.


Vuelve Eduardo Mendicutti en Malandar a situar su narración en La Algaida con una historia de amistad dividida en tres partes: la primera, Viaje de ida, se centra en la infancia y adolescencia de los personajes, en el desarrollo de su amistad, en la descripción de Malandar, paisaje de los sueños de sus protagonistas, es sin duda lo mejor de la novela; la segunda parte, Viajes de ida y vuelta, se centra más en la vida de Miguel, y la historia se dispersa un poco, reaparece el personaje de Ernesto Méndez, alter ego del propio autor y protagonista de Otra vida para vivirla contigo, y el capítulo Toro, torero y viceversa recupera el cuento Canela y oro que ya había publicado en la antología Lo que no se dice; la tercera parte, Viaje de vuelta, cierra la novela con los tres personajes de nuevo.

Leer a Mendicutti siempre es un placer, especialmente aquellos libros en los que sabe combinar el humor, en este caso el habla popular de Antonia, con cierta seriedad, en Malandar plantea el paso del tiempo como modulador de nuestras vidas que en ocasiones se construye por renuncias que nos alejan de nuestros sueños iniciales. ¿Quién  no tiene su propio Malandar?




El día en que un joven Miguel Durán espera el tren para irse a estudiar a Madrid y comerse el mundo, sabe que deja en La Algaida a sus mejores amigos, Toni y Elena, y también que con ellos deja atrás su infancia y su adolescencia, sus excursiones a los pinares, al cine, sus días de playa, el microcosmos de una pequeña ciudad en la desembocadura del Guadalquivir. También la punta de Malandar, un lugar prácticamente virgen donde Miguel y Toni pasaron, con doce años, una noche a solas, y donde fantasearon con construirse una casa a vivir con Elena aislados del mundo. Luego la vida les llevará por caminos muy dispares, y las locuras de Miguel en Madrid, su éxito laboral y sus viajes en una multinacional, incluso el despertar de su conciencia social, contrasta con el matrimonio de sus dos amigos en La Algaida. Los regresos se repetirán a lo largo de sesenta años, hasta un reencuentro final donde se confiesen sentimientos
largo tiempo escondidos.




sábado, 17 de marzo de 2018

Días sin final

Días sin final
Sebastian Barry
AdN Alianza de Novelas


Sebastian Barry decidió escribir Días sin final cuando su hijo Toby, a quién está dedicada,  le dijo que era gay. 


La novela es una historia de amor entre dos hombres narrada por uno de ellos, pero además también es una historia de violencia en la América del siglo XIX retratada con crudeza, sadismo en algunos casos. Destacan las escenas en las que explica  la masacre a los indios con la descripción de batallas en las que no se ahorran detalles. En la novela existe un  contrapunto entre las escenas bélicas y las de intimidad entre los protagonistas.

La novela es un canto a la libertad más allá de la raza o la condición sexual y donde la lealtad es un valor supremo. He leído que Días sin final es la cuarta novela de Barry protagonizada por un McNulty lo que dimensiona la visualización de esta familia formada por dos hombres y una india y donde el travestismo es parte fundamental de la historia.



En la década de 1850, tras alistarse con apenas diecisiete años en el ejercito de los Estados Unidos, Thomas McNulty y John Cole, su compañero de armas, luchan en las guerras indias y, posteriormente, en la guerra de Secesión. Tras huir de terribles penalidades, estos serán para ellos días llenos de vida y asombro, a pesar de los horrores de los que son testigos y cómplices a la vez. Sus existencias cobrarán una mayor plenitud que peligrará cuando una joven india se cruce en su camino y surja la posibilidad de una felicidad duradera...siempre y cuando logren sobrevivir.



viernes, 16 de marzo de 2018

El que es digno de ser amado

El que es digno de ser amado
Abdelá Taia
Cabaret Voltaire




El que es digno de ser amado es la última novela (2017) de Abdelá Taia. En castellano se ha publicado casi toda su obra narrativa: Mi  Marruecos, El ejercito de Salvación, Una melancolía árabe, El día del rey e Infieles.


El que es digno de ser amado es una novela epistolar, cuatro cartas en total: dos que escribe el protagonista, una a su madre y otra a Emmanuel, su amante francés durante trece años; y otras dos que recibe, la de Vincent, un amante ocasional, y la de Lahbib, su amigo de la infancia en Salé. El conjunto de las cuatro, 2015, 2010, 2005 y 1990 narran la vida amorosa de un joven marroquí, Ahmed.

Con una prosa sencilla de frases cortas y muy ágil  vuelve a retomar temas que ya habían aparecido en libros anteriores: la homosexualidad en Marruecos, la familia, el exilio y la desilusión por Europa. En El que es digno de ser amado  incide en remarcar la permanencia de las estructuras de poder del colonialismo francés  en las relaciones amorosas de los árabes en Francia, su pérdida de la identidad cultural y la necesidad de encontrarse y ser, no sólo pensarse, homosexual y árabe. 




Ahmed tiene 40 años, vive en París y es marroquí. Escribe a su madre, muerta hace cinco años, para saldar los asunto que quedaron pendientes y contarle al fin que es homosexual.
Envía una carta de ruptura a Emmanuel, el hombre al que amó apasionadamente, el hombre que lo llevó a Francia, que le cambió la vida, no siempre hacia mejor. También, Ahmed, recibe las cartas de Vincent y de Lahbib.




viernes, 2 de febrero de 2018

Manuel Bergman

Manuel Bergman
Pablo Herrán de Viu
Editorial Dos Bigotes




En el 2017  Nadie nos mira de Julia Solomonoff, en cine, y Manuel Bergman de Pablo Herrán de Viu en librerías, han coincidido en plantear la misma temática: la identidad, el desarraigo y la soledad. Y es curioso la coincidencia de situar ambas historias en Nueva York, el desengaño amoroso y la necesidad de romper ese vínculo amoroso, las profesiones artísticas de ambos protagonistas, actor y escritor, la presencia de la madre por skype o al teléfono, los trabajos en hostelería como modo de subsistencia... y ese miedo al fracaso.


Narrada en primera persona, Manuel Bergman, está dividida en quince capítulos que narran quince días del protagonista en un retrato agridulce representativo de toda una generación. Estructura que se completa con pequeños relatos, borradores de un futuro guión.


Jorge, un joven aspirante a guionista, busca casa. Lleva dos años en Nueva York ocupando el piso de su novio Fabio y siente que allí ha perdido todas sus ambiciones. Debe empezar de nuevo, esta vez a solas y sin ayuda, hasta conquistar un lugar propio en la ciudad de las oportunidades.
Jorge busca historias sobre las que escribir. Traba amistad con Eve Sternberg, una exitosa y excéntrica dramaturga en el umbral de la ancianidad. Convive unos días con Sveta y otros días con Mila, dos inmigrantes ilegales, tristes y enemigas irreconciliables. Se dea deslumbrar por Zhenia, un chapero capaz de convencer a cualquiera de las delicias de la prostitución. A través de las vicisitudes de estos personaje solitarios que reflejan la hostilidad de una metrópoli habitada por soñadores y expatriados, el protagonista vuelve a enfrentarse al papel en blanco.
Jorge se busca a sí mismo y durante quince días frenéticos, se ve forzado a hacerlo bajo una identidad falsa, la de Manuel Bergman...



lunes, 29 de enero de 2018

Llámame por tu nombre

Llámame por tu nombre
André Aciman
Alfaguara




En el último Festival de Cine de Berlín  una de las cintas exhibidas con mayor unanimidad en los elogios de la crítica fue la de Luca  Guadagnino, Call Me By your Name. La película esta basada en la novela homónima de André AcimanLlámame por tu nombre en la edición española de Alfaguara.

El estreno en España de la película  ha tenido como consecuencia poner de nuevo de actualidad la novela. En castellano la editorial Alfaguara la editó en el 2007  con el título  Llámame por tu nombre y  traducción de Guillermo Díaz Ceballos, la imagen de portada era de Andrew Davis. Alfaguara tiene prevista reeditarla en el mes de febrero, es posible que el día 4 de febrero ya esté a la venta, en esta ocasión y aprovechando el éxito de crítica de la película la imagen  reproduce una con los protagonistas de la cinta.

Llámame por tu nombre es la primera novela de André Aciman con la que consiguió el Premio Literario Lambda.

El éxito tanto en el Festival de Sundance como ahora en Berlín me ha motivado volver a leerla.  


Si bien la historia del enamoramiento o fascinación de un adolescente o joven por alguien de más edad no es novedosa, David Leavitt ya la evocó en su novela Junto al pianista,  el mérito de André Aciman en Llámame por tu nombre está en la descripción del deseo que el joven Elio muestra hacia Oliver. Mérito es también crear desasosiego e inquietud y mantenerlo durante toda la primera parte de la novela al no decidir que la culminación de esa pasión llegue hasta la mitad del texto cuando  da un giro  la narración.



En una localidad de la costa de Italia, durante la década de los ochenta, la familia de Elio instauró la tradición de recibir en el verano a estudiantes o creadores jóvenes que, a cambio de alojamiento, ayudaran al cabeza de familia, catedrático, en sus compromisos culturales. Oliver es el elegido este verano, un joven escritor norteamericano que pronto excita la imaginación de Elio. Durante las siguientes semanas, los impulsos ocultos de obsesión y miedo, fascinación y deseo intensificarán su pasión.